• Andrés Felipe Perez

ARQUITECTURA SOBRE EL AGUA Y SUS TIPOS.

6 Tipos de Desarrollos


Escrito por: Andrés Felipe Pérez

Editado por: Nathalie Mezza-Garcia


A lo largo de la historia, los humanos han tenido que adaptarse al lugar donde decidieron construir sus viviendas. Diferentes poblaciones han encontrado soluciones diversas a las condiciones geográficas y climáticas donde realizaron sus asentamientos. Si bien la grán mayoría de poblaciones encontraron terrenos sólidos para erguir sus edificaciones, otras decidieron asentarse cerca de cuerpos de agua e incluso en el agua. Razones estratégicas de comercio o para conseguir alimento estuvieron detrás de estas decisiones. Las viviendas de algunas poblaciones no se erigieron sobre la tierra o el agua exclusivamente, si no sobre ambas. Muchas han enfrentado la variabilidad que suponen los cuerpos de agua y esto justifica la emergencia de diferentes métodos constructivos. Son 4 los principales métodos para poblaciones sobre el agua: construcciones palafíticas, ganancia de tierra, flotantes y anfibias.


1. Palafitos

La construcción palafítica surge como una solución a las subidas de nivel del agua en la construcción en zonas inundadas o inundables. La construcción palafítica consiste en levantar por medio de estacas usualmente de madera, en muchas ocasiones recolectadas a partir de los árboles locales, una estructura de plataforma que va desde el fondo del cuerpo de agua hasta su superficie. Este ha sido el método más común de construcción sobre cuerpos de agua a lo largo de la historia. De hecho, los palafitos de alguna manera se asemejan al método constructivo de pilotaje que se emplea en tierra firme para las cimentaciones profundas. La construcción palafítica se ha llevado a cabo en diferentes regiones del mundo. Estas comunidades usualmente se ubican cerca de tierra firme y por lo general en aguas tranquilas. Por lo general este método constructivo se lleva a cabo en poblaciones rurales de bajos recursos económicos La falta de alcantarillado y acceso a servicios públicos representan una de las mayores problemáticas en estas poblaciones.



2. Tierras Reclamadas

Las tierras ganadas son un método que consiste en volver tierra firme un área conformada por agua. Este método fue utilizado por primera vez en 1612 en los Países Bajos donde 70 kilómetros cuadrados de tierra inexistente aparecieron en la región de Beemster. La razón por la cuál apareció este terreno fue debido a que una porción del agua de un lago fue drenada, creando un terreno que podía ser utilizado para la agricultura. Sin embargo, este no es el único método empleado para ganar tierras.




También existe el método de relleno, este consiste en agregar tierra, sedimentos, arena, corales y otros elementos que dan firmeza al ser acumulados. De esta forma, se van creando islas artificiales. Las tierras ganadas surgen como una solución para aumentar las fronteras terrestres de determinados territorios y en algunos casos surgen como una solución para poblar territorios que se encuentran por debajo del nivel del mar. Esto es en parte lo que sucede en los Países Bajos, en donde muchos de sus territorios han tenido que usar métodos similares y de drenaje para adecuar sus terrenos.




3. Flotantes

Los edificios flotantes son construcciones que se mantienen a flote sobre un cuerpo de agua. La manera en la cual lo consiguen es por el concepto físico de flotabilidad. Las plataformas pueden estar hechas de distintos tipos de materiales, desde concreto, metales, hasta madera, y en el interior pueden tener aire, concreto e incluso poliestireno. El concreto en muchas ocasiones se utiliza para brindar rigidez y así poder erguir estructuras a partir de estas bases sólidas.


Las construcciones flotantes son medidas preventivas con mirada al futuro. Al entender que el futuro de las ciudades y el crecimiento urbano no es sostenible de la manera que se está llevando a cabo, se brinda la oportunidad para explorar nuevos espacios para habitar. Actualmente nos enfrentamos a un crecimiento poblacional el cuál trae consigo un mayor consumo del espacio urbano, donde no siempre lo hay y con ello un alza en los precios.. Esto más los efectos del cambio climático y el derretimiento de los polos y el impacto que esto tiene en el aumento del nivel del mar hacen de las construcciones flotantes una alternativa atractiva para ciudades costeras. La predicción a 2050 es que el nivel del mar se eleve de 24 a 32 centímetros y esto causaría grandes daños en todas las costas del planeta. Teniendo en cuenta que la mayoría de los centros urbanos más importantes del mundo se encuentran en las costas o cerca de las planicies de río y el 50% de la población mundial vive dentro de una distancia de 100 km de la costa, el crecimiento del nivel del mar implicaría consecuencias gigantescas.


Los edificios flotantes surgen entonces como una necesidad de ampliar los horizontes creativos en el mundo del desarrollo constructivo y de la planeación urbana. Sin embargo, a pesar de ser una mirada al futuro y un nicho para desarrollos tecnológicos, su historia se remonta al pasado donde con materiales naturales y autóctonos se construían islas flotantes donde se estableció una sociedad. Este es el caso de los Uros, una población ubicada en la Bahía de Puno en el Lago Titicaca. Construidas a partir de Totora, una planta acuática que crece en la superficie del lago, se conforman las islas que dan un suelo estable para construir las viviendas.


Actualmente se encuentran desarrolladas y en desarrollo múltiples diseños de barrios de viviendas y edificaciones flotantes. Los más recientes, sobre todo, se interesan por incluir soluciones con energías renovables y que puedan brindar un mejor desarrollo urbano integral. Un ejemplo de éstos es el proyecto de la ciudad flotante para 20,000 personas en las Maldivas, de Waterstudio.


4. Anfibios


De la mano con los proyectos de arquitectura flotante, van aquellos enfocados en diseñar un tipo de estructura anfibia; es decir, construcciones que se adapten a condiciones de inundación pero también a un suelo firme. Este método encuentra su nicho en regiones del mundo cerca de cuerpos de agua que cuentan con grandes subidas y bajadas dependiendo de las condiciones climáticas. En países como Reino Unido y Países Bajos, se han desarrollado proyectos de este tipo debido a las condiciones geográficas que se poseen donde el agua es un elemento primordial a tener en cuenta a la hora de construir.




5. Plataformas Petrolíferas Off-Shore

A la hora de analizar los diferentes métodos existentes para explorar la construcción y habitabilidad del océano, hay que tener en cuenta las plataformas de extracción de hidrocarburos situadas en altamar. Hay distintos tipos de plataformas: En primer lugar están las plataformas fijas las cuales se apoyan en el lecho marino. Este tipo de plataformas se usa cuando la profundidad es de aproximadamente 70 metros. En segundo lugar, para profundidades de aproximadamente 100 metros, están las plataformas autoelevables las cuales están diseñadas para elevar sus apoyos del suelo marino y poder cambiar de locación. Para profundidades de 450 a 900 metros están las plataformas de tirantes y semi-sumergibles.


6. Plataformas Tipo SPAR

Este es un modelo empleado para extracciones de petróleo en profundidades de entre 600 y 3000 metros, dado que construir cimientos para estas profundidades es muy caro. Este modelo no sólo ha sido implementado en plataformas petrolíferas sino también en proyectos de vivienda flotante como lo son en los SeaPods del grupo Ocean Builders.

Funciona bajo el principio de dejar un cilindro de tamaño proporcional a la superficie por debajo de la estructura donde el centro de flotabilidad está muy por encima del centro de gravedad, de esta forma lo que se consigue son superficies flotantes muy estables.


Y esos son los 6 principales tipos de estructuras flotantes, traídas a ti por Seaphia!


Siguenos en Social Media @SeaphiaGroup









11 visualizaciones0 comentarios